Saltar al contenido

Impermeabilización de balsas

¿Estás interesado en nuestros servicios?

Sistemas no adheridos PVC y EPDM

Soluciones idóneas para hacer un pequeño estanque, balsa de agua o para impermeabilización. Los sitemtas no adheridos ofrecen impermeabilidad absoluta, gran flexibilidad, estabilidad dimensional, resistente a los agentes atmosféricos. Calidad certificada para estanques con peces y balsas de agua para riego

Impermeabilización PVC

Con el pvc se evita un pronunciado deterioro de los materiales y una gran durabilidad del efecto impermeabilizante, así como también puede usarse como protector medioambiental, además ser reciclable y soldable a través del aire caliente.

Impermeabilización EPDM

La impermeabilización con lámina EPDM es una de las mejores opciones frente al paso del agua y a los agentes atmosféricos. Ofrece una alta elasticidad y resistencia, lo que lo convierte en un material muy indicado para la impermeabilización de todo tipo de superficies.

Además, la resistencia a los agentes atmosféricos de aportan una mayor durabilidad que otros materiales utilizados para la impermeabilización de cubiertas, garantizando 50 años del correcto funcionamiento de la tela.

El EPDM ayuda a minimizar el número de juntas que se tienen que ejecutar, reduciendo por tanto la probabilidad de que alguna de ellas pueda fallar. La colocación es no adherida, por lo que la lámina es totalmente independiente del soporte, lo que permite los movimientos higrotérmicos de este sin que afecten a la lámina como puede ocurrir en los sistemas adheridos.

Recomendaciones para el llenado de balsas y estanques

  • Elegir un sitio que en verano no quede expuesto al sol todo el día
  • Si el estanque va a tener peces, procurar que el estanque tenga 80cm de profundidad como mínimo
  • Para estanques sobre tierra recomendamos colocar geotextil protector entre el firme y la lona
  • Formar una barrera capilar con la lona sobrante alrededor del perímetro del estanque, para evitar que el agua de lluvia o de riego entre por debajo de la lona y forme bolsas de agua
  • Verter agua gradualmente en el estanque, plegando y alisando la lona para que tome forma, pero sin tensión. A medida que aumente el nivel del agua, la lona se desplazará hacia el interior para ajustarse a la forma de los laterales en pendiente